ARTISTA
←VOLVER A ARTISTAS

JUSTICE

Prepárate para estallar cuando Justice se hagan con el control del escenario principal. Sus fenomenales directos, implacables choques de ritmos bailables mezclados con contundente electro-punk-rock y fulminantes elementos visuales, nunca fallan porque ellos son responsables de parte de la mejor música de baile del siglo 21 y, a la vez, son responsables de estar presentes en todas las mejores fiestas con su música.

En 2007 Justice nos dejaron una descomunal deconstrucción de techno, pop, R&B, electro, funk, metal y  más estableciendo con fuera el sello de uno de los dúos franceses más vitales de la actualidad.

Su segundo álbum, ”Audio, Video Disco” les impulsó con más fuerza a punta de rotundos golpes sónicos que mezclaban ecos delo rock de los setenta de Queen o Yes con las esencias rítmicas de Frankie Knuckles o Prince, y que les llevó a una gira triunfal que les hizo encabezar carteles de Coachella y Lollapalooza, entre otros grandes festivales.

Pero el dúo ha seguido a lo suyo, “Safe And Sound” fue el adelanto de su último disco, “Woman”, y supuso una gran muestra de ritmos, bajos, cuerdas y sintetizadores que destilaba ecos al estilo disco de la Love Unlimited Orchestra de Barry White.

“Woman” es un viaje que va desde el R&B elástico de “Pleasure” hasta el impacto de “Alakazam! “. “Fire” gira alrededor de una deslumbrante línea de piano y clavinet y apenas nos deja respirar cuando llega “Stop”, una dulce y espumosa tajada de disco pop que nos deja uno de los mejores coros que el dúo ha podido crear.

Junto a Morgan Phalen, que ya colaboró poniendo su voz en “Audio, Video, Disco”, Justice se lucen con otro invitado de lujo: Michael McDonald que deja su impronta en “Randy”. El trayecto continúa con “Love S.O.S “, que es uno de los más grandes himnos disco que has podido escuchar, en un perfecto balance de euforía y sentimiento a través de electrónica y sintetizadores que se deslizan como el lamento de una sirena a través de la canción.

Lo que está claro es que sus canciones están hechas para el directo, aunque tengan trucos que te pueden sorprender. Escuchas un ritmo y piensas que en una batería pero luego descubres que se transforma en un patrón de caja de ritmos 808 y luego descubres que lo que suena a theremin es una voz de mujer que va mutando sobre la música. Y es que las canciones son en sí mismas algo que no se puede encasillar.

“Chorus” desbarata todo preconcepto acerca de por dónde va a discurrir el resto del álbum. ¿De qué se trata? ¿Es glitch techno, sci-fi, disco celestial?

Sólo un tonto trataría de encasillar a Justice. ¡Ni ellos mismos son capaces de hacerlo!

Cerrar
Sí, son unos maestros a la hora de manipular instrumentos y sonidos para conseguir ilusiones sonoras.
MondoSonoro
Canales oficiales del artista
ENTRADAS